En Cuernavaca, recordando las víctimas de la Guerra contra el Narcotráfico

Por Lela Singh

La Plaza de las Armas en la ciudad de Cuernavaca, Morelos hoy luce como una plaza típica donde se venden botanas, raspados y globos gigantes. Hay una manta que aún recuerda el Centenario de la Revolución cuelga sobre el puesto de un zapatero. Pero hoy se recuerda un aniversario diferente en México: se cumple un año desde que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad emergió demandando el fin de la Guerra contra el Narcotráfico y justicia para sus víctimas.

Versión en inglés

En la tarde la gente se reúne para ver una presentación de bailarines indígenas. El ritmo del tambor retumba donde en el piso están dibujados los contornos de varios cadáveres como recuerdo de los más de 50,000 muertos en México. La gente sostiene fotografías de sus seres queridos y cientos de cruces decoran la Plaza en memoria de las víctimas.

En la multitud, la gente borda con hilo rojo sobre tela blanca. Las telas llevan los nombres de alguno de los muchos asesinados, la fecha en la que murieron y como murieron. Una mujer cuenta que en Guadalajara, las mujeres se reúnen todos los domingos para bordar estas telas, a pesar de la vigilancia e intimidación policiaca.

Después de las danzas, los oradores de las Iglesias por la Paz suben al escenario. “Dios traba con su gente para mejorar sus comunidad,” dice una mujer ministra citando la teología de la liberación. Ella convoca a todos los mexicanos a participar en este movimiento. Un banner que cuelga sobre ella declara: “Si existes protesta. La indeferencia tiene un nombre: complicidad.”

Estos miembros del movimiento no están dispuestos a ser cómplices en el dolor que sienten los que los rodean. Cuando la madre de un joven asesinado junto con el hijo de Javier Sicilia pierde su voz al llanto en el escenario, los protestantes empiezan a gritar: “¡No estás sola!” gritan juntos.

http://www.kizoa.com/slideshow/d2463197k4977660o1/cuernavaca-1

Comments

Post new comment

Our Policy on Comment Submissions: Co-publishers of Narco News (which includes The Narcosphere and The Field) may post comments without moderation. A ll co-publishers comment under their real name, have contributed resources or volunteer labor to this project, have filled out this application and agreed to some simple guidelines about commenting.

Narco News has recently opened its comments section for submissions to moderated comments (that’s this box, here) by everybody else. More than 95 percent of all submitted comments are typically approved, because they are on-topic, coherent, don’t spread false claims or rumors, don’t gratuitously insult other commenters, and don’t engage in commerce, spam or otherwise hijack the thread. Narco News reserves the right to reject any comment for any reason, so, especially if you choose to comment anonymously, the burden is on you to make your comment interesting and relev ant. That said, as you can see, hundreds of comments are approved each week here. Good luck in your comment submission!

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

User login

Navigation

Reporters' Notebooks

name) { $notebooks[] = l($row->name, 'blog/' . $row->uid); } } print theme('item_list', $notebooks); ?>

About Arzu Geybullayeva