Niños de Cuernavaca

Por: Ahlam Said

Caminar por la Plaza de Cuernavaca ayer fue como estar atrapada entre un funeral y una celebración. Las fotografías de los muertos estaban por doquier: en camisetas, colgando de las paredes de piedra, rodeadas de velas cerca de estatuas de Jesús y María, y hasta en globos en manos de niños. Sin embargo, no sería posible caber las fotos de los mas de 60,000 muertos y los 20,000 desaparecidos desde que el presidente Felipe Calderón militarizó la Guerra contra el Narcotráfico desde el 2006.

Click here for English.

Había cruces regadas por el escenario con los nombres de los muertos. Los padres les pedían a sus hijos que dejaran de jugar con las cruces. En un acto de rebelión inocente seguían aventando las cruces al aire y pescándolas. Es casi como si estuvieran reconfortando los espíritus de los muertos al igual que ellos los reconfortaban durante su infancia. O a lo mejor ya no pueden descifrar entre la felicidad y el dolor, la vida y la muerte. Cada elemento de dolor va acompañado por un recordatorio de vida- así continua la fuerza del pueblo, a través de los niños de México.

User login

Navigation

About Arzu Geybullayeva