Sicilia y el Movimiento por la Paz siguen “hasta la madre”

Por Paco Gómez

“Si hace un año estábamos hasta la madre, hoy continuamos estándolo de una forma más profunda y brutal”. Así lo dijo anoche el poeta Javier Sicilia en Cuernavaca en el cierre de los actos de conmemoración del primer año de vida del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) de México. Habló duro y pidió el voto en blanco en las próximas elecciones nacionales de julio. Lo hizo ante un público escaso pero comprometido que había vivido un día intenso lleno de actos simbólicos, performances y denuncia.

El MPJD nació de la muerte. Sicilia reaccionó con una emocionada y poética carta a la aparición del cuerpo de su hijo, Juan Francisco, y de seis de sus amigos el 28 de marzo de 2011. Sus palabras y sus pasos inspiraron una gran marcha nacional que llegó al Zócalo de Ciudad de México cinco semanas después, el 8 de mayo.

For English click here.

¿Cómo es México un año después de que el MPJD haya recorrido 11.000 kilómetros en marchas, haya puesto rostro a las víctimas y se haya tratado de dialogar con el Estado para acabar con la denominada ‘Guerra contra el narcotráfico’ emprendida por el gobierno de Felipe Calderón con el respaldo de Washington?

“El crimen continúa asesinando, secuestrando, extorsionando, desapareciendo personas de las maneras más viles, cruentas y demoníacas, y balcanizando al país, y el Estado, penetrado, cooptado, roto, sin hacer justicia, volviendo a despreciar, a criminalizar y a borrar a las víctimas...”. Javier Sicilia intervino ya entrada la noche, cuando las voces –y muchos corazones- estaban rotas. Antes había devalado una placa en homenaje a aquellos 7 asesinados del 28 de marzo de 2011, esos que se suman a los 60.000 muertos que suma esta guerra en los últimos seis años –aunque hace dos días el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, cifró la hemorragia en 150.000 muertes violentas-. Ante el micrófono repitió hasta la saciedad que las víctimas no se aguantan más este estado de cosas y que el grito que empujó los primeros pasos del MPJD –“¡estamos hasta la madre!”- sigue vigente:  “Seguimos estando hasta la madre de ustedes criminales, porque su imbecilidad, su miserable ansia de dinero y de poder, continúan asesinándonos, envileciéndonos y llenándonos de horror y de oprobio”.

Activismo contra la sordera

No fue la de Javier Sicilia la única voz que estremeció el Zócalo de Cuernavaca, capital del Estado de Morelos. Durante la tarde, algunas víctimas relataron sus casos y trataron de describir lo indescriptible: el asesinato y mutilación de un hijo; la desaparición forzada de toda una familia; el miedo; la indefensión; la impunidad…

También acompañaron en los eventos los artistas del colectivo “El grito más fuerte” y sus videos, niños y niñas que trataron de ponerle color a la esperanza, miembros de Fuentes Rojas con sus bordados que tratan de completar un memorial en tela e hilo de casi 63.000 víctimas de esta guerra sin trincheras. La vitalidad de la plaza, aunque asistieran menos personas de las esperadas incluso por la organización, respaldaba las palabras de Javier Sicilia: “No somos mercancías, no somos objetos, no somos instrumentalidad al servicio de la maximización de ganancias ni de ningún poder”.

Aunque lo cierto es que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad se ha topado, según detalló el propio Sicilia en su intervención, con la “imbecilidad y la sordera de los políticos”. Se quejó así de que uno de los principales avances de este año de camino se haya quedado a medias porque “no se ha dotado a la Procuraduría de Víctimas ni del dinero ni de la infraestructura que exige el dolor y la emergencia nacional que vivimos”. Alertó del peligro de que en el Congreso Federal se rebaje el peso de la ley de Seguridad Humana y Ciudadana. Denunció que “ni en la agenda de los gobiernos ni en la agenda de los partidos existe la realidad del país”. Fue más allá: “Una gran parte de sus candidatos a los puestos de elección son gente que lejos de representarnos, usan la vida política para enriquecerse e, ignorando las desgracias de la patria, continúan expoliando la nación han edificado lo que no queríamos: las elecciones de la ignominia, una ignominia que ha hecho y continuará haciendo más profundas las fosas en donde están enterrando la vida del país.

Ustedes solo representan, al lado del crimen, la desgracia y la expoliación del país”.

La conclusión de Sicilia es que hay que ir a “sus urnas” a depositar el voto en blanco. Una propuesta que desde que salió de la boca del poeta y cabeza visible del MPJD ha generado polémica en las redes sociales y en las conversaciones menos digitales de pasillo. Bajo el hashtag #Votonulo esta misma mañana se daba un agrio debate en las redes mexicanas.

Las tareas

Si la campaña del voto en blanco tomó cuerpo en las palabras de Sicilia, ayer también se pudieron conocer los siguientes pasos del MPJD. Primero, un encuentro nacional para construir una “agenda de paz” nacional. Después, en junio, el emplazamiento a los candidatos a la Presidencia para que se comprometan con la misma. Por último, la Caravana del Sur de Estados Unidos porque de ese país es de donde salen las armas y la financiación legal e ilegal para la guerra que consume México: “Les decimos a los norteamericanos: si quieren seguir quemando mota y negándose a despenalizarla, consuman su propia mota y no la nuestra; si quieren seguir produciendo armas, véndanselas a ustedes mismos y úsenlas con ustedes mismos, porque nuestra mota y sus armas que entran de manera ilegal en México están matando a nuestros hijos”.

Trabajo pendiente en medio de un cierto silencio mediático, de un reacomodo interno dentro del movimiento y de una situación de violencia que se recrudece y presiona a todos los actores, incluido el MPJD. Aún así, Sicilia dejó un mensaje de fuerza y recordó el poder de los ciudadanos organizados: “Somos y seremos siempre más fuertes que los señores de la muerte y de todos aquellos que han decidido hacer reinar la imbecilidad y el horror sobre lo humano”.

Comments

Post new comment

Our Policy on Comment Submissions: Co-publishers of Narco News (which includes The Narcosphere and The Field) may post comments without moderation. A ll co-publishers comment under their real name, have contributed resources or volunteer labor to this project, have filled out this application and agreed to some simple guidelines about commenting.

Narco News has recently opened its comments section for submissions to moderated comments (that’s this box, here) by everybody else. More than 95 percent of all submitted comments are typically approved, because they are on-topic, coherent, don’t spread false claims or rumors, don’t gratuitously insult other commenters, and don’t engage in commerce, spam or otherwise hijack the thread. Narco News reserves the right to reject any comment for any reason, so, especially if you choose to comment anonymously, the burden is on you to make your comment interesting and relev ant. That said, as you can see, hundreds of comments are approved each week here. Good luck in your comment submission!

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

User login

Navigation

Reporters' Notebooks

name) { $notebooks[] = l($row->name, 'blog/' . $row->uid); } } print theme('item_list', $notebooks); ?>

About Arzu Geybullayeva