Ejidatarios juntos con la Otra Campaña zapatista, cierran la mina de sal más grande del mundo

Guerrero Negro, Baja California Sur; 16 de octubre de 2006, 5:00 a.m. – La noche del domingo, mientras la Otra Campaña zapatista serpenteaba para el norte en el viaje de 16 horas hacia la frontera con Estados Unidos, ejidatarios de los ejidos Benito Juárez y Díaz Ordaz, los cuales se encuentran sobre esa misma ruta, programaron la toma y cierra de la mina de sal más grande del mundo, ésta coincide con la llegada del subcomandante insurgente Marcos del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Los campesinos y ganaderos esperaban, sobre la Carretera No. 1, a la caravana de la Otra Campaña en el pueblo cercano de Vizcaíno. Invitaron a Marcos junto con las organizaciones y medios que lo acompañan, para que se unieran a la ocupación. En el momento que se publica esta nota, el Delegado Zero y la Otra Campaña se encontraban acampados con gente del lugar, rodeando la estación de bombeo –ahora apagada, gracias a la acción directa de la gente- que hacían posible, antes de esta noche, la producción de siete millones de toneladas anuales de sal.

La corporación japonesa Mitsubishi y el gobierno mexicano operaban la empresa minera, los cuales pagaban a los ejidatarios tan solo 148 pesos (unos 14 dólares) por año, para cada hectárea (es decir 1.20 USD mensuales, ó 4 centavos de dólar por día) hasta el mes de abril pasado, cuando los ejidatarios ocuparon el sitio e hicieron que los jefes aumentaran los sueldos a mil pesos (unos 90 dólares, menos que 30 centavos por hectárea por día). Al principio, la multinacional gigante y el Estado Mexicano afirmaron no tener como pagarles más y no quisieron ceder. Pero al final, los dueños tuvieron que echarse para atrás. La llegada del Delegado Zero y la Otra Campaña les dio la posibilidad de apostar más.

Además de tomar las bombas que son esenciales para la operación minera, los ejidatarios invadieron 39 mil hectáreas y declararon que, o la empresa Exportadora de Sal S.A. de C.V. (51 por ciento del gobierno mexicano, 49 por Mitsubishi) cumple con sus demandas, o “que se vayan”.

Es una batalla de David contra Goliat: los 376 ejidatarios de Benito Juárez y los 2,339 de Díaz Ordaz se enfrentan con México (la entidad económica 11º más grande del mundo) y Mitsubishi (el 38º, más rico que la mayoría de los países).

Así, los David acabaron con los Goliat en la madrugada de hoy, así como lo hicieron en abril. Y esta vez, al adherirse a la Otra Campaña, aseguraron que no lucharan solos.  

“Lo que pasa ahora es que nos vamos a Baja California Norte, Sonora, Chihuahua, Zacatecas, y el resto del país”, Marcos les dijo a los ejidatarios, según un video que acabamos de recibir en la sala de redacción móvil de Narco News, que documenta su llegada y primer encuentro con los campesinos de Vizcaíno: “Y vamos a contar que les está pasando acá igual como les hemos contado lo que ha pasado en Chiapas”.

Continuará…

Kristin Bricker y Pavel Blanco informaron desde Vizcaíno para esta nota. Dan Feder realizó investigaciones adicionales. Eréndira, de la Otra Campaña en Baja California Sur, proporcionó el video citado en este reportaje.

User login

Navigation

About Al Giordano

Biography

Publisher, Narco News.

Reporting on the United States at The Field.