Conroy: ¡El narco-monstruo se come a México!

Con días de retraso pero al fin llegó la traducción del artículo de Bill Conroy sobre la guerra mediática que ha emprendido la administración Bush contra la soberanía de México. Conforme el desafuero del Jefe de Gobierno del DF se hace inminente, las presiones internas y externas son cada vez más fuertes. Cabe señalar como complemento a este artículo el aviso que realizó la Porter Goss, Director de la Agencia Central de Inteligencia, ante el Comité de Inteligencia del Senado de los EEUU, sobre la probable desestabilización de México por las próximas elecciones presidenciales de 2006.

El pasado 16 de febrero, Goss informó a los legisladores estadounidenses:

"En LATINOAMÉRICA, la región entrará a un importante ciclo electoral en 2006, cuando Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Perú y Venezuela realizarán elecciones presidenciales. Varios países claves en el hemisfério son focos rojos en 2005.

(...)

"La campaña por la elección presidencial de 2006 en México hace probable que se retrase el progreso de la reforma fiscal, laboral y energética."      

Fuente: http://www.cia.gov/cia/public_affairs/speeches/200 4/Goss_testimony_02162005.html

Y aunque Goss no menciona concretamente las amenazas a la estabilidad, al mencionar a México (en el pasado y actualmente aliado centro-derechista de la administración Bush) junto a países con gobiernos izquierdistas como Cuba, Venezuela y Brasil, hace evidente la intención de los Halcones por influir en nuestra democracia y marcar su rechazo al aspirante presidencial del Partido de la Revolución Democrática. Hoy se proyecta: ¡El narco-monstruo se come a México!
Por Bill Conroy
Publicado el domingo 13 de febrero de 2005, a las 06:45:50 PM EST

La manipulación de los mediática continúa en el frente del narco- monstruo. Esta es la trama conforme veo que toma forma.

México se dirige hacia una elección presidencial en 2006. El alcalde populista de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, sobresale como un serio contendiente. Que haya un aumento del populismo en México perjudica los intereses de la administración Bush o de la oligarquía mexicana, por lo que dichos poderes tienen que calumniar a los candidatos social-reformistas y al mismo tiempo apoyar a las fuerzas más afín a las políticas estadounidenses, las fuerzas neoliberales alineadas  dentro de la presidencia de Vicente Fox.

No obstante, ya que Fox está impedido técnicamente para buscar la reelección en 2006 por la Constitución mexicana, la tarea de la administración Bush es más compleja, ya que no sólo tendrá que desactivar la repentina popularidad del movimiento democrático mexicano, sino que tendrá que manufacturar un candidato neoliberal adecuado.

Sin embargo, la campaña de difamación ya está puesta en marcha. Actualmente López Obrador enfrenta la posibilidad de que se le impida lanzarse como candidato a la presidencia mediante un plan para acusarlo penalmente por una disputa menor sobre el uso de tierras; al parecer por la construcción de un camino hacia un hospital sobre una “propiedad privada”.

De ser sentenciado, a López Obrador se le impediría apostar por el puesto más alto en el gobierno de México. López Obrador ha dicho previamente, de acuerdo a los reportes de la prensa, que cree que Fox y sus secuaces están detrás de una estrategia para acusarlo con delitos que le impidan buscar la presidencia.
Así que la primera parte del guión ya está en curso; retratar a la oposición populista como criminales.

La segunda parte del guión requiere acciones para que la gente –tanto en México como en este lado de la frontera– tema que el candidato popular sea un delincuente, y también hacerla creer que su candidatura es una verdadera amenaza a la estabilidad de todo el gobierno mexicano.

Considero que esa parte de la guerra propagandística se está desarrollando en estos momentos en la prensa de los Estados Unidos, como parte de un esfuerzo directo del gobierno estadounidense para ganar un amplio apoyo de su población para intervenir en los asuntos internos de México; con el objetivo político no declarado de influenciar las elecciones mexicanas para asegurar que emerja como ganador un candidato adecuado a los intereses estadounidenses.
La siguiente nota del San Antonio Express-News del día de hoy demuestra cómo se están colocando los alfileres en esta etapa del juego:

CIUDAD DE MÉXICO— El gobierno federal mexicano está investigando si la temida mafia del Cartel del Golfo está armada con misiles tierra-aire, como parte de un complot para asesinar al Presidente Vicente Fox o para derribar un vuelo comercial.

“No queremos alarmar al público,” dijo el Procurador General Rafael Macedo de la Concha en una conferencia de prensa el sábado. “Lo primero que debemos de averiguar es si es verdad.”
Los agentes federales están tratando de localizar la fuente de lo que pudo ser un análisis del gobierno de los Estados Unidos que advierte que al menos ochenta misiles soviéticos portátiles SA-7 se encuentran en el mercado negro de Nicaragua, comentó el funcionario.

Se dice que el documento –una copia que Macedo de la Concha se niega a publicar–  menciona al Pentágono y al Departamento de Estado e indica que al menos dos de las armas podrían estar en manos del brazo armado del cartel, conocido como Los Zetas e integrado por desertores militares convertidos en mercenarios de esa organización criminal.

El procurador general y el subprocurador de Investigación en Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos, dijeron que no podían confirmar o negar la autenticidad del documento. No está claro cómo es que las autoridades lo obtuvieron.

Pero la amenaza emerge durante estos preocupantes días en que la falta de amenazas o las amenazas percibidas no son tomadas a la ligera.
El documento fechado el 31 de enero menciona que los misiles estuvieron en manos de las autoridades nicaragüenses y fueron vendidos a los carteles de la droga y a grupos paramilitares, comentó Vasconcelos.

“No tenemos ninguna información nueva sobre esto,” agregó Vasconcelos. “Seguimos investigando”.
Además de Fox, otros blancos potenciales incluyen al Presidente colombiano Álvaro Uribe y aviones comerciales centroamericanos.

Aquí tenemos un misterioso documento que fue filtrado por el mismo gobierno que obtiene ganancias por su publicación. ¿Y cuál es la ganancia?

De nuevo, tenemos a los narco-monstruos (muy parecidos a los “terroristas”) que tratan de asesinar al Presidente Fox y matar a estadounidenses inocentes (al hacer volar aviones comerciales) con lanzamisiles al hombro, adquiridos desde un antiguo y diabólico imperio (la Unión Soviética).

Hey, ¿pudo hacerlo mejor Hollywood?
Sólo basta infundir miedo en ambos lados de la frontera de que Fox, un presidente temerario, está enfrentando con todas sus fuerzas la amenaza narcoterrorista y él mismo es blanco de estos monstruos. Si eso no toca una cuerda patriótica, no se que más lo haga.

Todo lo que necesita hacer Fox en adelante es escoger a su protegido, quizá alguien igual de “valiente” para enfrentarse a los narco-monstruos que amenazan la seguridad de la patria mexicana, y ahora a los Estados Unidos. Para darle más sabor a la historia, agreguemos a la mezcla otra marioneta como blanco potencial: Uribe de Colombia.
Con ese estofado desinformativo, la naturaleza malévola de la conspiración narco-terrorista global está ya implantada firmemente en el subconsciente de una población atemorizada. (Pero por favor, ignoremos la realidad de que los narcotraficantes han estado en escena durante décadas, lo que sólo hace sospechosa esta súbita emergencia y la diseminación de miedo sobre el problema).

Para edificar el respaldo de los ciudadanos de Estados Unidos para que nuestro gobierno otorgue ayuda para la protección de Fox y la integridad del gobierno mexicano, hay que destacar la teoría del avión de pasajeros, para atemorizar aun más a los tímidos estadounidenses que gustan tomar vacaciones. Pero esta idea es tan extravagante que hay que cubrir la desinformación con una sutil advertencia, como la usada en el artículo del Express-News:

“No necesitamos alarmar al público,” comentó el Procurador General mexicano Rafael Macedo de la Concha en una conferencia de prensa el sábado. “La primera cosa que hay que averiguar es si es verdad”.

El aviso distrae la atención del hecho de que si uno lo analiza con cuidado esto se aleja de la realidad. Los lectores quedan con la impresión de que el supuesto complot de los misiles es lo suficientemente serio para que los gobiernos investigaran el supuesto plan.

Que quede constancia: no tengo problemas al creer que los narcotraficantes pueden intentar hacerse de esos misiles al hombro. Pero hay una gran distancia entre esa posibilidad y el asumir que encañonarán a los legendarios ejércitos de México o de Estados Unidos.

Es mucho más probable que las organizaciones del narcotráfico de obtener tales misiles los apuntarían entre sí en una lucha por el poder, que en realidad ayudaría a resolver gran parte del trabajo sucio de los militares mexicanos y estadounidenses. Pero no se le da ese énfasis en la cobertura de los medios, ¿o si?

En fin, ¿para qué eliminar a Fox de una forma tan provocadora cuando todo lo que deben hacer las organizaciones del narcotráfico es soportarlo durante poco más de un año para tenerlo fuera del puesto?

En lo que se refiere a la tesis del avión de pasajeros, necesitamos una explicación más detallada. Seguimos con el artículo del Express-News del día de hoy:

Un agente federal de los Estados Unidos, que habla manteniendo su anonimato, comentó que el cartel tiene bastantes problemas como para llevar a cabo ataques de larga escala.

“Estas personas están desesperadas”, dijo el agente.

“¿Es posible? Sí”, agregó sobre el ataque con misiles. “¿Podría suceder? ¿Probablemente no”.

Pero el agente previno que Los Zetas no son delincuentes tradicionales, ya que fueron entrenados militarmente para obedecer órdenes.
Con el jefe del Cartel del Golfo, Osiel Cárdenas, en la prisión y con las autoridades tomando medidas para aislarlo de su imperio, la situación podría terminar de forma muy parecida como cuando el rey de la cocaína, Pablo Escobar, fue capturado y temía que lo extraditaran hacia los Estados Unidos.

“Hay que ver lo que pasó en Colombia”, dijo el agente.

“Si el presidente comienza a hablar sobre extraditar personas (Cárdenas), debemos esperar que haya resistencia.”

Colombia sufrió explosiones, asesinatos y una bomba detonada dentro de un avión comercial, asesinando a los testigos del gobierno que se preparaban a declarar contra los traficantes de drogas.

Esto es genial: un agente federal no identificado asegura que el fantasma de Pablo Escobar está en el corazón del escándalo del narco-monstruo; esto evolucionó desde un triller barato a una clásica película de clase B.

Y luego llegamos a la frase de “una bomba detonada sobre un vuelo comercial”. Por eso los chicos malos querían usar estos misiles disparados sobre el hombro; para volar aviones de pasajeros usados para transportar “testigos del gobierno”.
Repasemos lo que en realidad sucedió en el caso de la aeronave colombiana al que se refirió el “agente federal”.

Del libro Borderline Security, publicado por Narco News:

La industria aeronáutica está a todo motor en su esfuerzo para cumplir los requerimientos del gobierno para robustecer la seguridad ante los ataques del 11 de septiembre.

Pero el mismo gobierno que ha aprobado con efervescencia nuevas leyes para fortalecer la red de seguridad de la industria aérea en la guerra contra el terrorismo, también puede ser la fuente de un gran defecto en su diseño.

De acuerdo a un profesor de la Escuela de Leyes de Yale, dicho error pudo haber jugado un papel importante en la destrucción de al menos una aeronave comercial…

El profesor de Derecho, Steven B. Duke, le escribió a varias agencias federales sobre este defecto como parte de un esfuerzo para probar la inocencia de uno de sus clientes. Sus actos produjeron algo más que culpas mutuas entre las agencias y un retrato bizarro del escabroso mundo de la procuración de justicia.

La falla expuesta por Duke se refiere a una práctica llamada “entrega controlada”. Esta estrategia es utilizada por los cuerpos policíacos para atrapar a miembros importantes de las organizaciones del narco. En tales entregas una agencia de seguridad permite el envío de un cargamento de drogas de un punto de origen a su destino, bajo una estrecha vigilancia, en un intento para atrapar a los capos del sindicato de las drogas con sus manos sobre el bote de galletas.

En el caso del cliente de Duke, Gaetano DiGirolamo, se transportaron cerca de 20 kilos (o 44 libras) de heroína en aeronaves comerciales desde Pakistán hasta la Ciudad de Nueva York, en una supuesta entrega controlada para ayudar una gran operación clandestina de drogas. Los agentes con la DEA transportaron la heroína en diciembre de 1990 desde Pakistán hasta París, a través de Air France; y luego desde París a Nueva York, a través de la ahora difunda aerolínea TWA.
Entonces las drogas fueron usadas para tender una serie de operaciones encubiertas…

Duke ha trabajado para descubrir si el cargamento de heroína de Pakistán a Nueva York fue autorizado por alguna agencia gubernamental. Entre 1997 y 2000, escribió una serie de cartas a la FAA, al Departamento de Transportes y el Servicio de Aduanas de los Estados Unidos, buscando información sobre las políticas de entregas controladas; y más específicamente sobre el conocimiento de la heroína transportada por los agentes de la DEA entre estos países en diciembre de 1990, a través de aerolíneas comerciales.
El Departamento de Transportes envió su carta a la FAA, que respondió informándole a Duke que sus oficina “no tiene la autoridad… para prohibirle a la DEA transportar narcóticos en aerolíneas comerciales…”

La carta de Duke al Servicio de Aduanas (de E.U.) data del 3 de marzo de 2000 y fue dirigida al Comisionado Raymond Kelly.

Estimado Sr. Nelly:

En un juicio penal en el Distrito Este de Nueva York en 1993, un agente de la DEA llamado Derek Maltz testificó que había transportado personalmente 20 kilos de heroína a Nueva York desde Pakistán en una aeronave comercial de pasajeros y que lo hizo con la aprobación no sólo del comando central de la DEA en Washington, sino del Servicio de Aduanas de los Estados Unidos.
Le adjunto una copia de su testimonio sobre el tema. United States v. Salerno and DiGirolamo, 91, CR. 0395, tr. 514-15. En los procedimientos que siguieron a ese caso, otro agente de la DEA declaró que dichas importaciones de productos de contrabando, utilizadas en operaciones encubiertas, son comunes.

Encuentro tal testimonio increíble e ilógico. No puede haber una legítima necesidad de introducir grandes cantidades de heroína a este país cuando estamos sumergidos en ella y es más que obvio que no es necesaria para realizar operaciones encubiertas.

Hay un riesgo substancial de que tales cargamentos con paquetes de millones dólares en drogas promuevan la corrupción de los agentes involucrados en traerla a este país. Y peor, al transportar ese contrabando como un pasajero común y corriente se pone en riesgo la seguridad de los demás pasajeros, de la tripulación y del personal de tierra, porque podría ser robado y porque quizá los compradores, al sospechar que los van a traicionar o que hay agencias de seguridad involucradas, puedan volar la aeronave, como sucedió con un avión que se dirigía a Nueva York en 1989. [Ver “101 dead in Bogota Jetliner Crash”, Los Ángeles Times, 11/27/89; United Status v. Escobar et al., 842 F. Supp. 1519 (E.D.N.Y., 1994). Acusaciones por la explosión de un avión que se dirigía a Nueva York.]

Conforme analicé la ley encontré que la importación clandestina de grandes cantidades de drogas ilícitas en una aeronave comercial es un delito muy serio, aún si es cometido por un oficial de la ley. (…) No puedo encontrar algún estatuto o reglamento que lo autorice.
Por favor comuníqueme si la acusación del Sr. Maltz sobre la autorización de Aduanas es cierta o falsa y, en cualquier caso, si usted piensa que hay alguna justificación legal para los actos que describe.

El Servicio de Aduanas de Estados Unidos le envió a Duke su respuesta el 2 de mayo de 2000. La respuesta fue redactada por Bonnie Tischler, asistente del comisionado de la Oficina de Investigaciones de la Aduana.

La carta de Tischler a Duke:

Estimado Sr. Duke:

Gracias por su carta del 3 de marzo de 2000, sobre la importación de narcóticos a los Estados Unidos por parte de funcionarios policiales.

En su carta usted cita el testimonio judicial de un agente especial de la Agencia de Control de Drogas (DEA) que recibió la aprobación de su oficina y del Servicio de Aduanas de los Estados Unidos para realizar una entrega internacional controlada. La entrega internacional controlada es una de las muchas técnicas de investigación que son utilizadas por los oficiales de la ley para investigar e infiltrar a las organizaciones de tráfico de drogas.

Para ser más específicos, es una herramienta altamente efectiva para identificar a fondo y arrestar a los miembros de alto nivel de estas organizaciones. El Servicio de Aduanas de los Estados Unidos tiene lineamientos específicos que le confiere las precauciones necesarias a dichas importaciones para procurar la seguridad de las sustancias controladas, de los funcionarios policiales y los miembros del público.

El incidente particular al que se refiere tiene que ver con la entrega controlada de 20 kilogramos de heroína en el aeropuerto John F. Kennedy (JFK), el 4 de diciembre de 1990. Nuestros informes indican que mientras nuestra agencia proporcionó facilidades para realizar la entrega a través de JFK, la operación fue iniciada y coordinada solamente por la DEA.

Por lo tanto, le pido que los futuros cuestionamientos que pueda tener sobre este asunto sean enviados a los cuarteles generales de la DEA, en el número 600 de la calle Army Navy Drive, en Arlington, Virginia, 22202.

Agradezco su interés por el Servicio de Aduanas. Si podemos asistirlo con otras cuestiones, favor de contactarme…

Si las aerolíneas comerciales van a ser el blanco de los narcotraficantes, no se debe a que los narco-monstruos estén tratando de apoderarse del mundo, como intenta hacernos creer el artículo del Express-News. En cambio, es muy probable que esto ocurra porque nuestro gobierno permite el transporte de drogas ilegales en aeronaves comerciales como parte de la dizque llamada guerra contra las drogas.

Quizá la solución es otorgarle la más alta prioridad a la vida de los pasajeros inocentes y prohibir que el gobierno transporte drogas o juegue con peligrosas redadas de drogas sobre aviones de pasajeros.

Pero el análisis final de este asunto no radica en la salvación de vidas humanas; sino de ejercer el poder sobre una de las piezas clave en el mapa mundial de los intereses de Estados Unidos.
Si los medios pueden ser manipulados para crear una relación de temor entre los narcotraficantes y el terrorismo global, entonces no tiene sentido edificar tales temores para justificar un Plan Colombia en México, o una de tantas formas de intervención directa de E.U.A. para proteger a “la patria americana”.

Uno debe tener a un hombre en el poder en México para llevar esto a cabo, para que el guión del narco-monstruo siga escribiéndose e interpretándose en los periódicos y en las estaciones de televisión a lo largo de todo el país. El guión está siendo introducido a la máquina propagandística (que escupe secuela tras secuela) en un esfuerzo –sea intencional o no, de parte de la prensa– para confundir a la gente que votará en contra de su bienestar a largo plazo y a favor de los intereses especiales en una clase elitista de accionistas poderosos.

Y el guión continuará siendo actuado de esa forma hasta que los súbditos de la maquinaria comercial de los medios comiencen a actuar más como auténticos periodistas y menos como los productores de una película de clase B.
Sin embargo, por desgracia, pienso que nos depara una larga serie de malas películas en el teatro de “la guerra contra las drogas”.

Comments

Add comment

Our Policy on Comment Submissions: Co-publishers of Narco News (which includes The Narcosphere and The Field) may post comments without moderation. A ll co-publishers comment under their real name, have contributed resources or volunteer labor to this project, have filled out this application and agreed to some simple guidelines about commenting.

Narco News has recently opened its comments section for submissions to moderated comments (that’s this box, here) by everybody else. More than 95 percent of all submitted comments are typically approved, because they are on-topic, coherent, don’t spread false claims or rumors, don’t gratuitously insult other commenters, and don’t engage in commerce, spam or otherwise hijack the thread. Narco News reserves the right to reject any comment for any reason, so, especially if you choose to comment anonymously, the burden is on you to make your comment interesting and relev ant. That said, as you can see, hundreds of comments are approved each week here. Good luck in your comment submission!

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

User login

Navigation

Reporters' Notebooks

name) { $notebooks[] = l($row->name, 'blog/' . $row->uid); } } print theme('item_list', $notebooks); ?>

About Erich Moncada

Personal Website
http://elmonoxoro.blogspot.com

Biography
Erich Moncada is a freelance journalist from Northwestern Mexico, specialized in drug policy and politics. He's currently performing research on random student drug tests on Mexican schools.