El Ejército Mexicano y el Asesinato en Zongolica (II)

Aparecen contradicciones preocupantes sobre la muerte de la anciana

En la primera parte de este artículo informábamos sobre la supuesta violación y asesinato de una mujer indígena pobre de 73 años, Ernestina Ascencio Rosario, en el poblado de Soledad Atzompa, estado de Veracruz. Los ciudadanos de Atzompa acusaron del crimen a militares que patrullaban el área. El presidente Felipe Calderón y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) han defendido la inocencia de los soldados, mientras partidos políticos, organizaciones no gubernamentales y medios alternativos sugieren lo contrario. Las implicaciones del caso, sin importar el desenlace, podrían tener graves implicaciones. Aparecen contradicciones preocupantes sobre la muerte de la anciana

En la primera parte de este artículo informábamos sobre la supuesta violación y asesinato de una mujer indígena pobre de 73 años, Ernestina Ascencio Rosario, en el poblado de Soledad Atzompa, estado de Veracruz. Los ciudadanos de Atzompa acusaron del crimen a militares que patrullaban el área. El presidente Felipe Calderón y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) han defendido la inocencia de los soldados, mientras partidos políticos, organizaciones no gubernamentales y medios alternativos sugieren lo contrario. Las implicaciones del caso, sin importar el desenlace, podrían tener graves implicaciones.

Durante una entrevista periodística el presidente Felipe Calderón declaró, sin mediar pregunta, que la muerte de la señora Ascencio fue natural debido a una “gastritis crónica no atendida”, cuando las investigaciones aún no finalizaban. Cinco días después en el mismo tenor, José Luis Soberanes, ombudsman de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se mostró de acuerdo con esta teoría (1). Soberanes se negó a aceptar la posibilidad de una violación, la complicidad del ejército o que la muerte haya sido violenta. “Pudo ser natural”, confirmó tomando los resultados de una segunda autopsia realizada por la comisión. Extrañamente, en un comunicado de prensa previo del 3 de marzo (2) la CNDH declaró que la señora Ascensión “falleció a consecuencia de las lesiones que le fueron infligidas”.

La CNDH explicó (3) con posterioridad: “Se cuenta con datos histopatológicos indicativos de anemia aguda por sangrado de tubo digestivo secundario a úlceras gástricas pépticas agudas en una persona que cursaba con una neoplasia hepática maligna y un proceso neumónico en etapa de resolución”.

La institución autónoma publicó los resultados preeliminares de la segunda necropsia hecha por su personal cinco días antes de la declaración de Calderón. El documento sugirió “la inexistencia de desgarros en la región vaginal de la occisa… se descartó, igualmente, la existencia de una perforación rectal” y refutó la existencia “de traumatismo cráneo-encefálico, fractura y luxación de vértebras cervicales”. El informe contradecía totalmente la investigación del estado de Veracruz. René Huerta, representante de la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de Zongolica, se mostró cauto, fue respetuoso de las pesquisas y pidió esperar los resultados del fiscal especial designado por el gobernador Fidel Herrera. (4)

La ONG apoyada por Amnistía Internacional, el Centro Miguel Agustín Pro Juárez, criticó los apresurados informes de la CNDH comparados con otras crisis de alto perfil indagadas con tardanza, como la represión estatal de Atenco en 2005 o de Oaxaca en 2006. (5)

La Procuraduría de Justicia del Estado de Veracruz informó el 29 de marzo que tres peritos forenses a cargo del examen post mortem de Ernestina Ascencio fueron suspendidos y sujetos a “una rigurosa investigación” para deslindar posibles negligencias en sus dictámenes. El alcalde perredista de Soledad Atzompa, Javier Pérez, atacó a Soberanes y afirmó que la CNDH “se ha aliado al Ejército y se puso en contra de los indígenas afectados (...) Lamentamos mucho que el señor Soberanes respalde la impunidad para quienes agredieron a nuestra hermana mayor y le causaron la muerte”. El alcalde solicitó una audiencia con el presidente Felipe Calderón y con el presidente de la CNDH. Asimismo fijó un ultimátum de 15 días para que la SEDENA presente a la justicia a los presuntos responsables y publique los resultados de sus investigaciones, de lo contrario se efectuarían manifestaciones en Veracruz y en la Ciudad de México.

El 30 de marzo la principal fuerza opositora en el congreso, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), trató de citar a Soberanes a comparecer frente a los diputados pero la iniciativa fue boicoteada por Jorge Zermeño, presidente de la cámara baja y militante del conservador Partido Acción Nacional. (6)

En una entrevista exclusiva (7) José Luis Soberanes reafirmó “no hubo violación. No hubo homicidio. Se tuvo una autopsia muy mal hecha, con negligencia”. También prometió denunciar a los médicos legistas ante la Procuraduría General de la República por su mal desempeño. Ese mismo día el gobernador de Veracruz respaldó a sus expertos en una conferencia de prensa. Mostró copias del certificado de muerte (número 172772) consignando la existencia de actos violentos. Herrera declaró a los medios “fue un crimen, no un deceso natural”. De forma similar Noemí Quirazco Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Veracruz (CEDHV) manifestó, “no conozco de una mujer que hubiera dicho que la violaron sin que hubiera sido cierto, y menos de 73 años de edad”. (9)

Un día después María del Rocío García, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), defendió al ejército: “estaba moribunda, balbuceaba; entonces, se me quita la certeza (sic) de lo que dijo”. Sin embargo, los cinco hijos de la señora Ascencio rompieron su silencio y afirmaron que su madre no padecía gastritis y no se quejaba de ningún tipo de padecimiento crónico. Julio Ascencio, el hijo mayor, atestiguó sobre el buen apetito de su madre y los ochos kilómetros que recorría diariamente con sus ovejas a pastar, “nunca estuvo enferma; iba a revisarse al centro de salud” (10). Mientras tanto, el gobierno de Veracruz informaba que los tres forenses suspendidos preparaban un informe sobre el caso, cuya opinión inicial se mantendría y sería presentada al gobernador. (11)

Revisemos algunas de las principales discrepancias en la muerte de la señora Ascencio:

  1. La SEDENA publicó el comunicado de prensa 019 del 6 de marzo informando que “peritos especialistas, llevan a cabo el dictamen pericial en materia forense, consistente en comparar el líquido seminal recogido del cuerpo de la hoy occisa, con muestras de sangre que se tomen del personal militar”. (12)
  2. Al siguiente día la Secretaría emitió el comunicado de prensa 020 detallando que “estas muestras, junto con la muestra de semen obtenida del cuerpo de la extinta, serán trasladas a la ciudad de México, D.F. (…)  para que se obtengan los perfiles genéticos”. (13)
Sin embargo, recientemente el Departamento de Comunicación Social de la SEDENA declaró no contar, “con muestra alguna de líquido seminal supuestamente encontrado en el cuerpo de la señora Ernestina Ascencio Rosario, y jamás lo ha tenido (…) porque partía de la premisa de que estarían dichas muestras en poder de la autoridad investigadora, en este caso la Procuraduría General de Justicia de Veracruz (…) hasta la fecha, la SEDENA no ha recibido (…) dichas muestras”. (14)
  1. El activista y servidor público de Soledad Atzompa, Julio Atenco, dijo a la revista Proceso que en los primeros días de marzo el cabildo sostuvo entrevistas con visitadores de la CNDH, Pedro Armendáriz y Francisco Platas, “nos dijeron que todas las evidencias que habían recabado hasta entonces apuntaban a que los soldados eran los responsables (…) aceptaban la violación de nuestra hermana”. Atenco mencionó que el 26 de febrero, horas después del crimen, el coronel José Soberanes informó ante 300 personas que cuatro soldados habían sido arrestados y sujetos a investigación, pero al día siguiente corrigió, “no había ningún soldado arraigado”. (15)
  2. Los resultados del certificado de defunción firmado por el doctor Juan Pablo Mendizábal, la primera autopsia realizada por los tres peritos forenses (número 070276634), los informes de la PGJEV, de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y Contra la Familia en Orizaba y las averiguaciones de la Agencia del Ministerio Público de la Ciudad de Mendoza revelan una terrible agresión sexual y asesinato de la mujer. (16)
La Asamblea General de Comunidades del Pueblo Nahua de Zongolica solicitó una reunión urgente con el presidente Calderón (17) y consideró grave “que se continúe protegiendo a los presuntos responsables de este absurdo e inaudito crimen (…) pues están dando un claro mensaje a la sociedad mexicana que este crimen pudo tener objetivos políticos y/o militares”. Modesto Antonio Cruz, oficial de tránsito de Soledad Atzompa, envió una queja por escrito contra algunos soldados (por robo de leña, abuso de autoridad y faltas de respeto a los pobladores) tres días antes del incidente de Ernestina, al superior de los militares teniente coronel Alejandro Orozco, con copias para el secretario de defensa Galván y para el presidente Calderón. El oficial Cruz aseveró, “creo que la queja que presentamos sí está relacionada con la agresión a nuestra hermana mayor Ernestina. Sí pudo haber sido una represalia, sí pudo ser un mensaje de escarmiento”. (18)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos enfrenta un desafío crítico a su credibilidad desde su creación en 1990. Las recomendaciones que emite no son vinculantes en el ámbito federal o local y su desempeño al denunciar violaciones masivas a las garantías fundamentales ha sido cuestionable en el mejor de los casos, de acuerdo a especialistas académicos y activistas sociales. Isabel Uriarte, abogada del Centro Pro acusa a José Luis Soberanes por no dar seguimiento a otros cinco casos similares a este desde 1999. Sergio Aguayo, director de Fundar, sostiene que el presupuesto de la CNDH de 700 millones de pesos para este 2007 supera al de cualquier otro organismo similar en el mundo, pero sus resultados son más deficientes que los producidos por otras organizaciones locales o internacionales. Al mismo tiempo la CNDH no suele transparentar su desempeño, negándose a hacer públicos los expedientes de casos finalizados o cobrando 93 pesos por copia de un documento. El aspecto más preocupante de esta opacidad se refiere a la estricta confidencialidad que rodea el proceso de reelección del señor Soberanes en el año 2005. (19)

Si la CNDH está en lo correcto y la señora Ascencio murió de causas naturales, el estado de Veracruz y los ciudadanos de Soledad Atzompa tendrán que esclarecer sus motivaciones para atacar la integridad del ejército mexicano, especialmente a la luz de supuestas actividades de narcotráfico y guerrilla en la zona. Pero si la muerte violenta es comprobada el congreso y la sociedad tendrán que presionar al presidente Felipe Calderón para disculparse formalmente por sus declaraciones y despedir inmediatamente al secretario de la defensa Guillermo Galván. Se volvería inminente la destitución de José Luis Soberanes por ocultar la verdad. Desde luego, aquellos directamente responsables por estos actos abominables tendrán que ser castigados.

Esperemos que la justicia prevalezca en el país donde la impunidad es casi una tradición.

(1) "Pudo ser natural" la muerte de Ernestina Ascención, afirma Soberanes
http://www.jornada.unam.mx/2007/03/17/index.php?se ction=estados&article=031n1est
(2) Comunicado de prensa CNDH, 03 de marzo de 2007
http://www.cndh.org.mx/comsoc/compre/compre2.asp?o ffset=18#
(3) “Ernestina Ascencio no fue violada; murió de “úlceras gástricas”: CNDH”
http://www.proceso.com.mx/noticia.html?sec=0&n ta=49358
(4) “Investigan a peritos por el caso Ascencio Rosario”
http://www.jornada.unam.mx/2007/03/30/index.php?se ction=politica&article=010n1pol

(5) “Prodh: Causa extrañeza el apresuramiento de la CNDH en el caso Atzompa”
http://www.proceso.com.mx/noticia.html?sec=0&n ta=49383

(6) Truenan perredistas contra la CNDH    Por: NTX , Viernes, 30 de Marzo de 2007  http://www.elporvenir.com.mx/notas.asp?nota_id=123 526

(7) “Soberanes: no hubo violación; sí una autopsia mal hecha e información falsa”
http://www.jornada.unam.mx/2007/03/31/index.php?se ction=politica&article=007n1pol

(8) "Fue un crimen, no deceso natural", el de Ernestina Ascencio: Fidel Herrera”
http://www.jornada.unam.mx/2007/03/31/?section=pol itica&article=006n1pol&partner=rss

(9) “Una anciana de 73 años no miente”
http://www.notiver.com.mx/index.php?id=61098

(10) Descalifica Inmujeres acusación de Ascencio Rosario contra militares; "fue en náhuatl"
http://www.jornada.unam.mx/2007/04/01/index.php?se ction=politica&article=009n1pol

(11) “Defenderán médicos legistas reporte sobre muerte de anciana”
http://srv2.vanguardia.com.mx/hub.cfm/FuseAction.D etalle/Nota.614692/SecID.16/index.sal

(12) Comunicado de prensa 019 Secretaria de la Defensa Nacional
http://www.sedena.gob.mx/comunicados/2007/mar/C019 032007.pdf

(13) Comunicado de prensa 020
http://www.sedena.gob.mx/comunicados/2007/mar/C020 032007.pdf

(14) “Aclaración de la Secretaría de la Defensa Nacional”
http://www.jornada.unam.mx/2007/04/06/index.php?se ction=opinion&article=002a2cor

(15) “¡Tenemos coraje!”
Proceso magazine No.1587, April 1st 2007

(16) “Quince personas vieron y asistieron a Ernestina en sus 12 últimas horas”
http://www.jornada.unam.mx/2007/04/02/?section=pol itica&article=004n1pol&partner=rss

(17) “Indígenas piden cita a Calderón por caso Ascencio”
http://www.jornada.unam.mx/2007/04/07/index.php?se ction=politica&article=004n1pol

(18) “El ataque a Ernestina Ascención, posible "mensaje de escarmiento": autoridades”
http://www.jornada.unam.mx/2007/04/09/index.php?se ction=politica&article=010n1pol

(19) “Solapador”
Proceso magazine, No. 1587, April 1st 2007.

Comments

Add comment

Our Policy on Comment Submissions: Co-publishers of Narco News (which includes The Narcosphere and The Field) may post comments without moderation. A ll co-publishers comment under their real name, have contributed resources or volunteer labor to this project, have filled out this application and agreed to some simple guidelines about commenting.

Narco News has recently opened its comments section for submissions to moderated comments (that’s this box, here) by everybody else. More than 95 percent of all submitted comments are typically approved, because they are on-topic, coherent, don’t spread false claims or rumors, don’t gratuitously insult other commenters, and don’t engage in commerce, spam or otherwise hijack the thread. Narco News reserves the right to reject any comment for any reason, so, especially if you choose to comment anonymously, the burden is on you to make your comment interesting and relev ant. That said, as you can see, hundreds of comments are approved each week here. Good luck in your comment submission!

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

User login

Navigation

Reporters' Notebooks

name) { $notebooks[] = l($row->name, 'blog/' . $row->uid); } } print theme('item_list', $notebooks); ?>

About Erich Moncada

Personal Website
http://elmonoxoro.blogspot.com

Biography
Erich Moncada is a freelance journalist from Northwestern Mexico, specialized in drug policy and politics. He's currently performing research on random student drug tests on Mexican schools.