El retiro de Judas: Jerry Ceppos y la memoria ardiente de Gary Webb

¿Ven a este hombre de sonrisa afable y expresión de viejo nerd? Su nombre es Jerry Ceppos, tiene 58 años, está a punto de retirarse del oficio de periodista… y es el Judas que dejó solo a Gary Webb en medio de una gran investigación periodística en los noventa en Estados Unidos: Dark Alliance. Este flaquito alto, que hasta el próximo 31 de agosto trabajará para el consorcio de periódicos estadounidense Knight Ridder, es el traidor que apuñaló a Webb por la espalda en el San Jose Mercury News hace unos años… así que no se dejen engañar por la apariencia en esa foto oficial de su compañía, Ceppos fue el primero en una larga serie de traidores y asesinos que apretó el gatillo, mucho antes que Gary una triste noche de diciembre de 2004, como bien dijo Al Giordano en su momento. Ayer, como bien reportó nuestro querido Bill Conroy, la compañía de noticias Knight Ridder anunció el retiro anticipado de Jerry Ceppos. En el comunicado oficial que informa esto, resaltan por cierto algunas informaciones que vale la pena comentar.

Ética y periodismo: el estilo Ceppos

Este cínico de corbata con nombre de ratón dice: “Quisiera dedicar más tiempo a aspectos del periodismo que me preocupan más –ética periodística, educación y, sobre todo, perfeccionamiento– y me gustaría hacer algo de esto en los espacios académicos así como en las redacciones. Puedo también, finalmente, plantar esa parcela de viñedos en Saratoga de la que he hablado por 18 años… ¡pero estoy más seguro sobre el periodismo que sobre el viñedo!”. Qué lindo, entre la ética como una materia de escuela y un viñedo, Jerry Ceppos piensa pasar el resto de su vida…

De hecho, Ceppos ya forma parte del directorio del Centro Markkula para la Ética Aplicada de la Universidad de Santa Clara en California. Y hasta participó de un foro titulado “Detrás de la agenda ética”… donde no, queridos lectores, no contó nunca de su traición a Gary Webb. Y claro, es posible que Ceppos piense que con Gary muerto nadie más se preocupará de recordarla mientras él tranquilo da clases a jóvenes aspirantes a periodismo… pero acá estamos nosotros, Jerry, para ayudarte un poco con la clase… así que vamos con “Ética Aplicada y Periodismo 101”, Jerry Ceppos como catedrático…

En el libro Dark Alliance, Gary Webb dice (todas las traducciones son mías, Gary, lo siento): “El editor ejecutivo del Mercury News, Jerry Ceppos, llamó y me felicitó. Las redes de televisión llamaban al diario. Recibíamos llamadas de todo el mundo. ‘Quedémonos en la cima de esto’, dijo. ‘Cualquier cosa que necesites, háznolo saber. Queremos seguir con esta cosa’. Unos días más tarde, recibí un cheque de bonificación de 500 dólares por correo y una nota de Ceppos: ‘¡Una serie notable! Gracias por hacer esto para nosotros” (abran su libro en la página 444).

¿No lo recuerdas Ceppos? Curioso, ya que la serie de Webb comenzó a publicarse en el San Jose Mercury News el domingo 18 de agosto de 1996 (hace poquito más de nueve años), y según mis cuentas debiste mandar el cheque y tu felicitación entre el viernes 23 de agosto (hoy hace nueve años, Jerry) y el lunes 25 de ese mes…

Más tarde, a principios de octubre de 1996, la ofensiva contra el brillante trabajo de Gary Webb comenzó. El Washington Post hizo circular una historia, firmada por un par de mercenarios, en la que toda la investigación de Webb era puesta en duda. En esos días, Webb se encontraba en Nueva York, en la vasta gira que lo llevó a cientos de programas de radio y televisión para contar la historia. “Como las 2 am llamó Jerry Ceppos”, recuerda Webb en la página 448 de su libro. “Me pidió darle una mirada [a la nota del Post] y darle mi reacción”. Durante la conversación, Ceppos mencionó que los “periodistas” del Post daban como evidencia “un montón de fuentes sin nombre, principalmente. Es de verdad una nota extraña. Te la mando por fax y podemos hablar en la mañana”.

Lo que siguió a esto fue que Gary refutó el contenido de la nota del Washington Post, y además consiguió identificar a uno de los autores (Walter Pincus) había trabajado como informante de la CIA, lo que no podía ser casualidad. Y bueno, Jerry hizo lo que un editor debe hacer en estos casos: apoyó a su reportero y mandó una carta al Post (que por cierto no se publicó nunca). En la misiva, Jerry Ceppos afirmó que “Apoyamos fuertemente las conclusiones a las que llega la serie [de reportajes] y lo haremos hasta que alguien pruebe que son incorrectas”.

Pero los ataques contra la investigación continuaron y crecieron, lanzados casi todos por el New York Times, el LA Times y el Washington Post. Y eso asustó a los jefes de Gary Webb, quien una mañana fue citado por Ceppos para tener una reunión con otros editores del San Jose Mercury News… que pidieron a Webb dejar de investigar y ver si podían responder a los ataques de los esos tres jinetes del Apocalipsis. Una frase para la historia, Jerry Ceppos, es esta que pronunciaste esa mañana: “No quiero entrar en guerra con ellos”… porque fue entonces que la retirada de tus tropas comenzó, y ordenaste destruir todas las copias del cd que se había hecho con todos los documentos y las notas de Gary para distribuirlas al público.

Pero Gary Webb era un periodista auténtico y necio. Junto a su colega suizo Georg Hodel siguió investigando y comprobando todo lo que había dicho en la serie Dark Alliance. Los meses no pasaron en vano para ellos… hasta que el 25 de marzo de 1997 Jerry Ceppos llamó a Webb para comunicarle “una decisión muy difícil” (página 459). Según Ceppos, había varios errores en la serie de reportajes, por lo que el San Jose Mercury pensaba publicar una carta a los lectores reconociendo los supuestos fallos.

Por teléfono todavía, Gary preguntó si “tenía oportunidad de decir algo”. “Es una decisión tomada”, respondió Ceppos… y las siguientes semanas a esa llamada el apoyo del editor ejecutivo se transformó en rechazo. La columna de Ceppos se publicó el 11 de mayo de 1997 y, como escribió Gary, “si hubo alguna oportunidad de llegar al fondo del involucramiento de la CIA con narcotraficantes, murió ese día”. Y la presión de los grandes diarios estadounidenses contra Ceppos tuvo su resultado: el texto de su columna fue correctamente interpretado como una retirada, como el reconocimiento de que la investigación de Webb “estaba equivocada”… no importó nunca que la investigación interna de la CIA, un tiempo después, confirmara todo lo escrito y descubierto por Gary… que yo sepa, Ceppos no escribió nunca una columna al respecto.

“Necesitamos una clase de ética en tiempo real que trate los temas sucios y bajos de la imparcialidad… porque lo que sea que hacemos en nuestras aulas y redacciones no está funcionando”, dijo un conferencista, en la primavera de 1998, ante un auditorio de estudiantes y profesores de la Universidad de Oregon. Era Jerry Ceppos… quien no solamente no se arrepentía de haber traicionado su reportero Gary Webb, sino que además reconocía públicamente sus “errores”…

¿Entendieron la lección, queridos lectores? Cuando trabajen en un medio comercial, si van a clavar el puñal, métanlo hasta el fondo y, una vez ahí, con la mano llena de sangre, agítenlo lo más posible. Solamente así el prestigio personal se mantendrá a salvo (y el sueldo)… solidaridad y verdad son solamente dos palabritas que pueden ser torcidas y olvidadas en el periodismo comercial. Bien, ¿hay preguntas? Háganselas a Jerry Ceppos…

El acosador laboral de Jerry

Siempre he sabido que un cobarde, un traidor, con poder y mando es más peligroso que nadie. El ratón de apellido Ceppos es de esa clase… un buen ejemplo del mejor Judas que he encontrado en los últimos tiempos. Porque su traición no terminó con la historia… hizo todavía más canalladas contra Gary Webb, nuestro colega, nuestro maestro y amigo…

Vamos a la página 464 de Dark Alliance:

Ceppos, quien no me hablaba desde que apareció su columna, me llamó a casa a principios de junio [de 1997]. Estaba matando todo seguimiento, gritó. Estaba fuera de la historia para bien. No podía confiar más en mí porque “me alineaba con un lado del tema”.

“¿Qué lado es ése, Jerry? ¿El lado que quiere que se conozca la verdad?”.

…Debía reportarme en su oficina en dos días “para discutir tu futuro en el Mercury News”.

El futuro de Gary Webb, de acuerdo con Judas, digo, Jerry Ceppos, era ir a trabajar a la oficina central del San Jose Mercury News. Los editores habían perdido la confianza en Webb, dijo Ceppos, y era necesario que tuviera más supervisión… en caso de rehúsarse, sería enviado a la Oficina Oeste en Cupertino, California “la versión del periódico de Siberia”, de acuerdo con Gary. Y sí, queridos lectores, un periodista como Gary Webb se negó a ir, y de hecho sometió esa decisión de los editores a un arbitraje por parte del gremio de periodistas del periódico (algo así como el sindicato local).

Mientras se resolvía el conflicto laboral, Gary tuvo que abandonar a su familia unos meses y trabajar en la oficina de Cupertino. Ahí, los editores tenían orden expresa de no darle ninguna historia decente… de hecho escribió una tan buena que fue publicada en la primera plana del periódico. Lo que te hizo enojar, ¿recuerdas Jerry? Y eso que había orden expresa de no publicar el nombre “Gary Webb” en esa nota…

En noviembre 19 de 1997 el arbitraje sobre el conflicto laboral se resolvió. El San Jose Mercury News decidió aceptar los términos y dar la razón a Gary Webb, pero le exigió firmar un acuerdo para no hacer públicos los términos del arreglo, lo que ya terminó de lastimar la dignidad de Gary, que renunció al periódico ese día… ¿respiraste tranquilo Jerry, porque tu acoso laboral surtió el efecto deseado y lograste deshacerte de un periodista brillante y honesto?

Por todo esto, queridos lectores, tengo que confesar que estoy en amplio desacuerdo con Bill Conroy en su nota sobre el retiro de Jerry Ceppos: el ratón no debería producir vino, porque sería el vino amargo del traidor y podría envenenar a la gente… y personalmente, no creo que deberíamos enlodar su retiro (Bill, no seas tan decente)… a mí me gustaría tener la oportunidad de regresarle a Jerry Ceppos al menos la mitad de la mierda que produjo desde 1997 hasta hoy… y mandarlo apestando a su casa, a la escuela donde piensa formar más canallas como él bajo la etiqueta de “periodistas”… pero en Narco News, donde no olvidamos (la memoria es una herramienta para periodistas), donde tenemos presente que Gary Webb era uno de los nuestros y merece ser reivindicado, estamos abiertos a sus sugerencias… ¿qué deberíamos hacer con el Judas de Jerry Ceppos y en memoria de Gary Webb?

Comments

Ceppos karma

Luis, usted habla del corazón.  

El sino de Ceppos, aunque, está realmente de su propia fabricación, su propio karma.  

Él ha creado su propio infierno:  "la definición del infierno es un lugar en donde nada conecta con nada."  -- T.S. Eliot

Gary Webb, por el contrario, ha conectado con todo que importa.

Add comment

Our Policy on Comment Submissions: Co-publishers of Narco News (which includes The Narcosphere and The Field) may post comments without moderation. A ll co-publishers comment under their real name, have contributed resources or volunteer labor to this project, have filled out this application and agreed to some simple guidelines about commenting.

Narco News has recently opened its comments section for submissions to moderated comments (that’s this box, here) by everybody else. More than 95 percent of all submitted comments are typically approved, because they are on-topic, coherent, don’t spread false claims or rumors, don’t gratuitously insult other commenters, and don’t engage in commerce, spam or otherwise hijack the thread. Narco News reserves the right to reject any comment for any reason, so, especially if you choose to comment anonymously, the burden is on you to make your comment interesting and relev ant. That said, as you can see, hundreds of comments are approved each week here. Good luck in your comment submission!

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

User login

Navigation

Reporters' Notebooks

name) { $notebooks[] = l($row->name, 'blog/' . $row->uid); } } print theme('item_list', $notebooks); ?>

About Luis Gomez