Rompiendo el cerco informativo: crónica de una elección de Estado y fraude cibernético televisados.

(Parte II de II)

Ciudad de México, México, 5, 6,7 y 8 de julio de 2006. 02:20 horas. La carrera: PRD: 35.75%; PAN: 35.43% La sensación se imponía y era evidente la manera de gobernar el país en esta madrugada por la televisión: con firmeza y en la charla con "alto" grado de análisis político, Sarmiento en TV Azteca, afirma que "por los resultados y el cotejo de las actas, el fraude es imposible", la expresión corporal y seguridad daba impresión de que supiera de antemano el ganador de la contienda. 02:43 horas. PRD: 35.71%; PAN 35.48%. Silva Herzog-Márquez, pide desde TV Azteca, que no existe un escenario similar a la elección de 1988,  y hace énfasis en la necesidad de tener credibilidad en el sistema político, pues "también hay una gran confianza en el padrón electoral".

03:15 horas. Desde minutos antes a esta hora, la transmisión del corresponsal de TV Azteca desde la celebración en la cede nacional del PAN era fantástica, los coros de ¡Felipe! ¡Felipe! era la constancia de unos cuantos simptizantes que no dejaban de ver la cámara de televisión como si se tratara de una película con actores. La transmisión, cambió y mostró un supuesto campamento del PRD en el Zócalo de la ciudad con el ridículo número de no más de 20 miembros.
Las cifras en las pantallas de las televisoras: PRD: 35.51%; PAN: 35.68%. La tendencia por la reducción de décimas del candidato López Obrador era ya evidente. Las risas de los comunicadores de Televisa eran intermitentes y el comunicador López-Dóriga, cuidando las formas de expresión para no afirmar nada fuera de guión y sabiendo el resultado final, manifestó que esa disminución en la votación del PRD, no era una tendencia.

03:20 horas. El gobierno de ambos duopolios claramente, hicieron lo que les fue ordenado con estupenda coordinación. Tv Azteca repite la entrevista con Luis Carlos Ugalde, previamente realizada y publicada.

03:30 horas. PRD: 35.65%, PAN: 35.55%; la celebración panista se incrementa en poco más de 100 personas que siguen viendo constantemente a las cámaras cada vez que están al aire.
Los conductores de Televisa, evitan hablar de tendencias pero mencionan la palabra; manejan y acomodan el lenguaje y los términos para engañar. Su torpeza no les deja articular con naturalidad el lenguaje periodístico de un hecho real.

03:40 horas. Con el 97.37 de las casillas computadas: PRD: 35.65%; PAN: 35.56%. Se hace referencia que desde las 14 horas del día 5 de julio. En Televisa, Denise Merker deja claro que "esto es un ejercicio de transparencia". En un momento, simultáneamente Televisa y TV Azteca, plantean el tema de que cada partido político tiene resultados provenientes de las actas de cada representante y por lo cual "hay certeza". En TV Azteca, se difunde la virtual noticia de que hay 10 perredistas inconformes en el Zócalo de la ciudad, todos ellos listos para gritar ante la cámara: un montaje teatral evidente. Segundos después, Federico Relles Heroles habla que en las cifras estamos  presenciando lo que "no son tendencias estadísticas". Casi simultáneamente, López-Dóriga en Televisa afirma que "no hay tendencia, sino un desfoge de la jornada electoral".

03:54 horas. Los votos para el PRI no se ha movido casi nada, continua el 22.27%. En Televisa, Carlos Loret de Mola y Denis Merker dejan escuchar risas sobre este hecho. Como fieles operadores cínicos de los usurpadores del poder, se cobijan del velo protector del gobierno federal esta noche  inexistente y del mismo PAN. Ambas televisoras, acentúan este insulto a la inteligencia de la población.

03.59 horas. Con el 97.58% de las casillas, las cifras se vuelven a modificar para los dos punteros: PRD: 35.61%: PAN: 35.59%; PRI: 22.27%. La diferencia entre los dos candidatos favoritos difieren de dos milésimas

EL golpe de Estado cibernético y mediático

04:00 horas. El empate técnico: la ventaja de Andrés Manuel López Obrador sobre Felipe Calderón se reduce a tan solo una milésima y es narrado con entusiasmo por ambas televosoras. Las cifras son PRD: 35.60%; PAN: 35.59%.  

04:08 horas. El golpe de Estado mediático se consuma irreversiblemente en la información del IFE: coordinadas las dos televisoras, difunden la esperada noticia del momento en que Calderón supera a López Obrador. PRD: 35.59 %; PAN: 35.60%. En la celebración de los panistas en pantalla, se escucha repetidamente: "¡Si se pudo!".

04:12 horas. El candidato de la derecha supera con 35.61 al "centro-izquierdista" marginado con 35.58%. Ambas televisoras, coordinadas en su linea informativa, dan cuenta de que esperaban este acontecimiento. En Televisa, López-Doriga advierte que "hemos aprendido sobre una elección cerrada, esta es una crónica de una elección cerrada". La complicidad es abrumadora y humillante.

04:14 horas. Con las cifras, en pantalla PRD: 35.62%; PRD: 35.57%; PRI: 22.27%, Felipe Calderón sale a celebrar en la sede de su partido. Entre risas de celebración, fingiendo sorpresa, Denis Merker narra: "hay una gran presencia de simpatizantes y medios de comunicación", López-Doriga lo califica al hecho de "inédito". Por su parte, A la Torre en TV Azteca sostiene a pesar de su alivio comenta que "nada esta dicho todavía". Narco News, pudo apreciar en la celebración, no más de 200 personas entre confeti con banderas, muñecos gigantes, todo el tiempo pendientes de la transmisión de las televisoras. En su mensaje, Felipe Calderón, agradece a los medios y después sostiene: "no quiero anticiparme a lo qie diga la autoridad electoral; el PAN está arriba para presidente, no haré ninguna proclamación. Votamos por la paz y rechazamos la violencia...las cosas entre seres humanos no se resuelven con las armas y las segregación...Yo no he mentido, tenemos las constancias que avalan nuestro triunfo". En una larga transmisión de su evidente celebración de su victoria sostuvo: "Vamos a sostener este triunfo, defender los votos, vamos a estar atentos...a partir de hoy México inicia la etapa de Paz y conciliación". En un ridículo protocolo, el guión de la ceremonia incluía confeti, sonrisas artificiales y música pop de campaña de fondo. Sin importarle, comentó: "Hoy llegó la hora e la unidad y el acuerdo de conciliación, aquí ganó México".

05:08 horas. Las cifras: PRD: 35.52%; PAN: 35.66 % El discurso del consejero presidente del IFE, no llegará hasta la tarde de este día. Y cuando faltan de contar 2 mil 403 de las casillas, antes de que acabe el conteo de las actas, Silva Herzog-Marquez sostiene que "ha finalizado este largo domingo" Por su parte las televisoras inician con el proceso de legitimación de la "victoria" del PAN con entrevistas y una larga cobertura desde la celebración panista. Las líneas informativas, dejan ver claramente, los dos ejes de operación en esta madrugada. Hoy las televisoras cogobiernan México, lograron articular una estrategia complementaria en el discurso intelectual teórico-jurídico por parte de TV Azteca y periodístico-emírico por parte de Televisa. Dos discursos que se convierten en uno legitimador del golpe mediático al poder del soberano popular. El IFE fue sólo la base de la legalidad, el instrumento.

05:06 horas. Los números: PRD: 35.53%; PAN: 35.66%; PRI: 22.27%. Desde Televisa, Denis Merker sostiene que "Según Ugalde, no se pueden abrir todas las casillas y como dijo Woldemberg, ya se hizo el domingo que se voto. Ahora se esta haciendo el cotejo de las actas". En tono de celebración, mientras Merker, espera con ansias el mensaje del presidente consejero que no llega, comenta con López-Dóriga la mentira que termina por ser un indicio y un insulto al pueblo de México: "imposible un escenario como el de 88 (fraude electoral), son dos sociedades diferentes".

5:24 horas. Sin que el conteo hubiera finalizado pues todavía estaba en 98.45%, la televisora TV Azteca, como fiel instrumento de operación al servicio del gobierno de Vicente Fox, se retiró al corte comercial. Segundos después, Televisa transmitió desde la casa de Calderón y dejó de analizar los datos.

5:35 horas. Las cifras: PRD: 35.49%; PAN: 35.69%; Unos 5 simpatizantes del PAN "celebran" en el Ángel de la Independencia, frente a la cámara de TV Azteca. Teatro instalado, cámara grabando y ni siquiera el Ángel en reparación se apreciaba. Javier a La Torre, implora que "lo importante es cerrar las heridas y que Luis Carlos Ugalde va a oficializar los resultados. En Televisa, López-Dóriga, también olvidando que el consejero saldría hasta concluir con el conteo, ruega por la llegada del mensaje oficial. Este no llegaría hasta las 18:18 horas.

5:56 horas. Cuando todavía faltaba contabilizar el 1% de la votación de esta elección nacional, Televisa como fiel instrumento de los poderes fácticos de México, determina el ganador, cierra la cobertura y transmite el himno nacional mexicano. TV Azteca, por su parte, se queda esperando a Ugalde y poco después de las 06:00 horas, cierra la transmisión.

06:05 horas. Faltando el 1% y con la cifras en la pantalla del IFE: PRD: 35.48%; PAN: 35.71%; PRI: 22.28 terminan su trabajo las televisoras en este momento. Pero ya en los noticieros subsecuentes, se dedicarían a repetir una y otra vez los acontecimientos. El "nuevo" presidente.

Largas horas de legitimación televisiva y mediática de un fraude cibernético perpetuado desde Los Pinos y la cúpula panista es una realidad tangible hasta esta mañana del 7 de julio. Durante la tarde y noche del 6 de julio, las dos televisoras se dedicaron a descalificar a los que cuestionaban la elección. Las participaciones públicas y entrevistas con intelectuales de la derecha como Enrique Krauze, Hector Aguilar Camín y Soledad Loaeza, fueron parte del operativo apologético al candidato Felipe Calderón. Pero la burla más descabellada que cerró con broche de oro este golpe de Estado mediático y cibernético, fue la presencia simultanea del candidato "ganador" en punto de las 23:15 de la noche en Televisa y TV Azteca este 6 de julio. En la primera, realizada en vivo y en la segunda televisora en una entrevista videograbada minutos antes. La misma figura política, en el mismo momento. Los temas fueron casi idénticos en uno y otro canal pero con diferencias de segundo: el llamado a la unidad y la conciliación, la composición de su nuevo gobierno, la voluntad pacífica de la población, la legitimación del discurso del IFE. El candidato golpista, buscó "tender puentes de negociación" hasta con su principal adversario. En TV Azteca fue sorprendente, que sostuviera que esta había sido la "elección más competida y más democrática de la historia de México". El día 6 de julio, el gran capital nacional e internacional volvieron a votar por la ultraderecha neoliberal representada en Felipe Calderón la bolsa de valores había subido 533 puntos, el dólar se compraba a 10.82 y se vendía a 11.07 pesos. El presidente Vicente Fox, como avestruz, escondió su cabeza y delegó el gobierno en la mediocracia, como cuando otorgaría junto con el poder legislativo hace unos cuantos meses, la llamada Ley Televisa, que en sencillos términos vende por miles de millones el espacio radioeléctrico al capital privado de las televisoras. Hoy es el ajuste de cuentas, en buen mexicano: el albazo; (o, también, pago de favores recibidos).

En este escenario, el golpe de Estado mediático y cibernético se sigue fraguando y legitimando, las televisoras se convirtieron en los instrumentos para la usurpación del poder popular de aquellos quienes decidieron sufragar su voto. Los medios de comunicación comerciales, son la plataforma presidencial, el estrado autoritario que busca engañar con propaganda al país entero y al mundo. A tal magnitud ha llegado esta elección de Estado, que se ha reflejado en el reconocimiento a la labor del IFE por parte de la Unión Europea, la cadena estadounidense CNN le dió evidente apoyo al caidato oficialista, el corresponsal de BBC de Londres y la revista The Economist dan por hecho el triunfo de Calderón. Inclusive el escritor Mario Varas Llosa hizo evidente su  feroz simpatía por el candidato de la derecha y estar "feliz de la elección de esta opción como ejemplo para los latinoamericanos". Por su parte, el jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, los premier canadiense Stephen Harper y el británico Tony Blair, el mandatario colombiano Álvaro Uribe y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, felicitaron a Calderón por su ilegítimo trinfo.

La eventual impugnación que presentará López Obrador, será resuelta hasta septiembre, lo cual significará que la estabilidad de México penderá de un delgado y frágil hilo. Pero si se logra comprobar el fraude ante los juzgados y romper el cerco mediático dentro y fuera de México con la movilización popular, la legalidad, la supuesta "democracia electoral", la justicia y la dignidad del pueblo apenas podría recuperarse.

janantik7@gmail.com

User login

Navigation

About Juan Trujillo